CONSEJOS
BELLEZA: El oro del desierto
02 de Mayo 2018
El aceite de Argán, también conocido como oro del desierto, compuesto de ácidos grasos esenciales (80%) y tocoferoles (Vitamina E), resulta un potentísimo antioxidante.Este bálsamo milagroso es realmente muy potente. Entre sus beneficios descubrirás que se puede emplear como aceite puro o formando parte de la composición de productos dermofarmacéuticos, como la crema, la emulsión, el sérum, el gel de baño, el champú o el exfoliante.Es recomendable para hidratar el cabello, aportándole brillo y suavidad y para las uñas. Asimismo, es ideal como hidratante corporal, favoreciendo la restauración del manto hidrolipídico de la piel y al no engrasarla.Es cicatrizante,  por lo que es recomendable para ayudar a la cicatrización de quemaduras y heridas, así como para la prevención y disminución de estrías.El aceite de Argán es ideal para eliminar y prevenir los signos del envejecimiento cutáneo. Es decir, actúa como producto antiedad, disminuyendo y previniendo la aparición de arrugas y  aportando luminosidad, flexibilidad y suavidad al rostroEs muy adecuado para calmar eritemas, es decir, irritaciones cutáneas.Es antiséptico y antifúngico.